Refranes de mi Abuela

-

Refranes que contienen la palabra "nadie"

  1. A base de pereza nadie se endereza. (Hay que hacer un esfuerzo para poder mejorar)
  2. A beber me atrevo, porque a nadie debo y de lo mío bebo.
  3. A nadie debe extrañar que en marzo empiece a tronar.
  4. A nadie le amarga un dulce, aunque tenga otro en la boca.
  5. A nadie le hace mal el vino, si se bebe con tino.
  6. A nadie tiene que extrañar, que en abril empiece a nevar.
  7. A quien fue cocinero antes que fraile, en cosas de cocina, no le engaña nadie.
  8. A sus solas nadie se engaña.
  9. Adorar al sol que muere, nadie lo quiere.
  10. ¡Aire, aire, que pasa don Nadie!
  11. Al alcalde y a la doncella, no les diga nadie si yo quisiera.
  12. Alábate Juan, que si no te alabas, nadie te alabara.
  13. Alábate, Juan, que si tu no lo haces, nadie lo hará.
  14. Alcalde cruel, nadie dice bien de él.
  15. Ama a tus amigos aunque sean diferentes (Romanos 13:8 "No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.”)
  16. Amar a todos, confiar en nadie.
  17. Ande yo caliente y ríase la gente. (Refrán españolismo, atribuido a un poema del Luis de Góngora. El autor escribe que los reyes la pasan muy bien y el muy pobre muy mal, para conseguir incluso alimento y esto le sirve de risa a la gente. En otras palabras, nuestras tristezas les producen risa a los demás. Entonces es mejor a mal tiempo buena cara y que nadie se entere de nuestras desgracias)
  18. Antes de acabar, nadie se debe alabar.
  19. Ausentes y muertos, nadie se acuerda de ellos.
  20. Con el tiempo nadie puede.
  21. Con palabras solas nadie pone olla.
  22. Con un fraile no puede nadie; con dos, ni Dios: con una comunidad, ni la Santísima Trinidad.
  23. Cuando hago la escobada, nadie entra en mi morada.
  24. Cuando la mala ventura duerme, nadie la despierte.
  25. Cuando los burros se ponen delante, nadie los mueve.
  26. De abrigado, a nadie vi morir; de desabrigado, sí.
  27. De descansar, nadie murió jamás.
  28. De dolor, nadie murió.
  29. De esta capa nadie se escapa.
  30. De hambre a nadie vi morir, de mucho comer, cien mil.
  31. De lo que pensé para mí, a nadie cuenta di.
  32. De mujer que es madre, nadie nunca mal hable.
  33. De nadie esperes lo que por ti mismo hacer pudieres.
  34. De solo aire no vive nadie.
  35. De tu dinero, no hagas a nadie cajero.
  36. Desventuras y penas, a nadie le importan las ajenas.
  37. Dios no le da problema a nadie que no pueda resolverlo.
  38. Donde comas, no defeques/evacues. (Donde trabajes no tengas relación sentimental con nadie, porque pierdes con la novia o y pierdes el trabajo.)
  39. Donde habitan aguilillas, no rifan los gavilanes; ni las naguas amarillas aunque les pongan olanes. (Donde ya hay quien vive y consigue su alimento y vivienda no puede venir nadie más a invadir y tampoco las naguas amarillas que es como mujeres de dudosa reputación aunque se adornen.)
  40. Donde todos piensan igual nadie piensa mucho.
  41. El agua no se le niega a nadie. (El que niega el agua tiene un corazón muy duro, no es un refrán pero saca de apuros)
  42. El agua y la candela, a nadie se le niega.
  43. El amor es algo verdadero, nadie lo podrá cambiar.
  44. El caballo y la mujer a nadie has de ofrecer.
  45. El conde de Cabra tiene una viña; él se la poda, él se la cava y para él la vendimia. (Dícese de esas personas que para no tener que dar, deber, ni agradecer, hacen todo por su cuenta, sin ayuda de nadie)
  46. El mundo ha cambiado ya nadie lo quiere cambiar.
  47. El que cosica no es y cosica es las cosas que se dicen y se ven. (Quien en su vida no es nadie y de pronto lo es. Hay que ver las cosas que dice y las cosas que hace. Por ejemplo, el destripa terrenos de algunos políticos las cosas que dicen y hacen no son de buen recibo.)
  48. El que da todo lo que tiene en cueros se queda y nadie lo quiere.
  49. El que no quiere a su madre, no quiere a nadie.
  50. En la vida hay que aprender tres cosas: 1) No rogarle a nadie. 2) No confiar en nadie. 3) No esperar nada de nadie.
  51. Enteramente en balde, no se da nada a nadie.
  52. Entre condes y marqueses mi capa no aparece. (Nadie está por encima de la sospecha.)
  53. Entre cónyuges y hermanos, nadie meta sus manos.
  54. Entre hermanos que nadie meta la mano.
  55. Entre marido y mujer, nadie se debe meter.
  56. Era un terne de aquel pago que nadie lo reprendía. (Martín Fiero - línea 1273)
  57. Estomago con hambre, no escucha a nadie.
  58. Falsos diamantes no engañan a nadie sino en pueblos grandes.
  59. Hasta el final nadie es dichoso.
  60. Hasta el más chimuelo, masca fierro. (Nadie se deja de nadie, hasta el más indefenso se defiende.)
  61. Hay tres cosas que no se pueden evadir la muerte, los impuestos y un pleito con un abogado. (Cosas de las que nadie se salva.)
  62. Hombre puritano, ni para ti ni para nadie.
  63. Jojojo nadie se cansa con el amor.
  64. La casa de Celestina, todos lo saben y nadie la atina.
  65. La muerte a nadie perdona.
  66. La vergüenza es una dama, que viene a estorbar aunque nadie la llama.
  67. Lambiendo nadie se harta.
  68. Lo dijo Blas, punto redondo. (Se dice cuando alguien habla con tal suficiencia que no admite que nadie le corrija o le discuta ni la más mínima cosa.)
  69. Lo que el gusano desea, nadie lo vea.
  70. Lo que me encontré, a nadie lo robe.
  71. Lo que no quieras para ti, no lo quieras para nadie.
  72. Los refranes no engañan a nadie.
  73. Mal ajeno, a nadie le importa un bledo.
  74. Mantener casa, no lo sabe nadie sino quien lo pasa.
  75. Molesta más que un garbanzo en la abarca. (La primera vez que lo escuché, el que lo dijo se refería a la presencia del jefe. Se rinde más sin que nadie te esté fiscalizando.)
  76. Nadie da lo que no tiene.
  77. Nadie da nada, a cambio de nada.
  78. Nadie da palos de balde.
  79. Nadie da sus duros por dieciocho reales. (En España, cinco pesetas es un duro. Cada peseta vale 8 reales y por lo tanto un duro vale 20 reales)
  80. Nadie debe vivir pobre por morir rico.
  81. Nadie diga de si nada, que sus obras lo dirán.
  82. Nadie diga mal del día hasta que sea pasado y la noche venida.
  83. Nadie diga que es querido, aunque lo estén adorando.
  84. Nadie echa vino nuevo en odres viejos, el vino nuevo quiere odres nuevos. (Marcos 2, 22)
  85. Nadie es monedita de oro para caerle bien a todo el mundo.
  86. Nadie es profeta en su propia tierra.
  87. Nadie escarmienta en cabeza ajena.
  88. Nadie extienda más la pierna de cuanto fuere larga la sábana.
  89. Nadie hable mal del día hasta que la noche llegue.
  90. Nadie hay más vacío que aquel que está lleno de sí mismo.
  91. Nadie muere motón.
  92. Nadie murmure de nadie, que somos de carne humana y no hay pelleja de aceite que no tenga su botana (remiendo).
  93. Nadie nació enseña’o.
  94. Nadie perdona que le hagan un favor.
  95. Nadie por hambre que tenga, se come su propia lengua. (Nadie quiere hacerse daño así mismo sin beneficio propio)
  96. Nadie puede dar lo que no tiene.
  97. Nadie puede decir: de esta agua no beberé (por turbia que esté).
  98. Nadie quiere ser viejo, pero todo el mundo quiere llegar a viejo.
  99. Nadie regala duros a cuatro pesetas. (En España, cinco pesetas es un duro.)
  100. Nadie sabe el mal de la olla, más la cuchara que la menea.
  101. Nadie sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido (Se refiere a que cuando uno posee algo no lo valora, cuando lo pierde es cuando se empieza a apreciar todo el valor.)
  102. Nadie sabe lo que tiene, si tiene quien lo mantiene.
  103. Nadie sabe lo que vale un duro, hasta que no lo pide con apuro.
  104. Nadie sabe para quién trabaja.
  105. Nadie se acuesta, sin aprender cosa nueva.
  106. Nadie se alabe, hasta que acabe.
  107. Nadie se entierra con el muerto.
  108. Nadie se ha pela’o por pedir.
  109. Nadie se muere en la víspera, excepto los guajolotes. (Pavos en el día de gracias.) .
  110. Nadie se muere hasta que Dios quiere.
  111. Nadie suspira de alegría, sino de pesar y melancolía.
  112. Nadie tan pobre murió que más pobre no nació.
  113. Nadie tira piedras a su tejado.
  114. Nadie va al abogado que venga desconsolado.
  115. Ninguno se vaya ni se muera; que de idos y muertos nadie se acuerda.
  116. No busco ocupar el lugar de otra persona sino crear un espacio que nadie pueda ocupar.
  117. No hay nadie perfecto, solo que algunos abusan.
  118. No recomiendes a nadie sino quieres que te reclamen.
  119. No somos nadie y menos en traje de baño.
  120. No soy baúl de nadie.
  121. No te asustes de quien no es lo que parece. (Proverbios 28:1 "Huye el impío sin que nadie lo persiga; Más el justo está confiado como un león”.)
  122. Nunca le hagas a nadie, lo que no te gusta que te hagan a ti.
  123. Oír, ver y callar, para en paz estar y con nadie tropezar. (Veas lo que veas si no quieres tener problemas cállate)
  124. Para ese viaje, no he menester de alforjas. (Se dice cuando uno aporta una estupidez u obviedad, como si fuera fruto de una larga reflexión o un gran invento, o una solución tonta a un problema, que no sirve y para la que no era preciso consultar a nadie)
  125. Perro con corbata nadie lo mata (Las personas con privilegios sociales no se preocupan por sus faltas o delitos, pues quedarán impunes.)
  126. Qué más da pensar si nadie te escuchara, si escuchar da que pensar. - Por Jennifer
  127. Quien no tiene enemigos, de nadie es conocido.
  128. Refranes no engañan a nadie.
  129. Saca las manos del bolsillo que nadie te va a robar.
  130. Si tienes miedo, a nadie lo reveles.
  131. Son tres cosas que tienes que ser: Fuerte para que nadie te derrote. Noble para que nadie te humille. Tu mismo, para que nadie te olvide.
  132. Todos llorando nacieron y nadie muere riendo.
  133. Todos los cojos echan la culpa al empedrado. (Nadie reconoce, cuando no es capaz de algo, que el defecto está en sí mismo y no en lo que le rodea.)
  134. Trabaja como si NO necesitaras dinero, ama como si NUNCA te hubieran herido, y baila como si NADIE te estuviera viendo.
  135. Una vez el palo dado, nadie lo quita.

Refranes encontrados: 135